martes, 24 de marzo de 2009

Encuentro de Lucía y el Gandul

Kolya y Lucia


Algún tiempo atrás... Ahora, sin lugar donde escribir ni dejar flores que se rieguen a diario, tampoco ha llegado la fortuna.

3 comentarios:

lara dijo...

Algún tiempo atrás,
en cualquier lugar,
murió una mujer
y el único testigo fue el viento.

El mono que bajó de la luna me dijo:
"si no hay amor tendrás la fortuna".
Dos cosas distintas:
los sueños y el destino final.

Ya se marchó.
No volverá.
Un buen guerrero
no vuelve la vista atrás.
Ya se marchó.
No volverá.
Bajando el río,
soñando con cruzar el mar.

Algún tiempo atrás,
sin rumbo, sin mas,
un hombre encontró
el rastro del amor en un sueño.

Las piedras del camino le dieron la clave:
la muerte no termina con todo.
Dos cosas distintas:
los sueños y el destino final.

cmp dijo...

lucía, ese nombre aun me averguenza, ja...salud, pavel, buena con el blog, te leo.

Pavel Alarcón dijo...

Definitivamente aquella Lucía que te avergüenza no tiene nada en relación a esta otra Lucía, contra la que se pierde verguenza y vanidades ajenas. Claro, tras su paso también se pierde la posibilidad de encajar en una sociedad enferma, cosa que es muy buena, pero hay que tener valor para lo que viene despues :)